HAZLO A SU MANERA

Imaginemos por un momento a un niño de 4 o 5 añitos tomado de la mano de su padre, hay una calle donde transitan carros y deben cruzar por allí, el padre toma con fuerza la mano de su hijo, el pequeño quiere salir a correr desconociendo totalmente el peligro que tiene al frente, el padre quiere evitar una tragedia, el niño tan solo quiere jugar.

Cuando vemos a Dios como un Padre, entendemos que Él nos ama profundamente y quiere guardarnos del mal, tal como lo haría un padre natural, muchas veces como hijos no sabemos los peligros que tenemos al frente, ignoramos la maldad de las personas, o las puertas que podemos abrir cuando lo queremos hacer a nuestra manera, es por eso que Dios Padre quiere guiarnos hacia un camino de bendición y de victoria en nuestras vidas.

La pregunta es ¿estamos dispuestos a hacerlo a su manera?

Proverbios 14:12 “Hay camino que al hombre le parece derecho;pero su fin es camino de muerte.”

Por eso Dios, nos deja un sendero por el cual podemos transitar derecho a la bendición, a través de su palabra encontramos estatutos, decretos y mandamientos que muestran un cerco de protección para nuestras vidas, nuestros caminos pueden parecernos correctos, pero tal vez tomamos decisiones que acarrean consecuencias transcendentales en nuestra vida.

Veamos algunos ejemplos, decidir con quién me voy a casar, que carrera estudiar, si el viaje que voy a realizar me conviene, si accedo a ese negocio, si invierto mi dinero aquí o allá, esas son algunas decisiones trascendentales. ¿Qué pasaría si en vez de tomar el riesgo, le pregunto a Dios qué me conviene? Asumiendo que su respuesta tal vez no sea la que yo espero. Esto dice el Señor:

Jeremías 29:11 “Sé muy bien lo que tengo planeado para ustedes, dice el SEÑOR, son planes para su bienestar, no para su mal. Son planes de darles un futuro y una esperanza”

Si los pensamientos de Dios son de bien para mí, entonces debo descubrir que es lo que piensa Dios y la única manera de saberlo es leyendo su palabra, de esta forma empezaremos a hacer las cosas a su manera,nos evitaremos un montón de problemas, créeme Dios siempre nos va a guiar por el mejor camino, confía en Él y Él hará.

Por: Julieth Marín

Entradas relacionadas