CORREGIR LO INCORREGIBLE

Si has tenido la oportunidad de ver la película de Bruce Willis, “Un Encuentro Conmigo” creo sin duda alguna la conclusión que podemos tener acerca de ella; es que si tuviéramos la oportunidad de volver a nuestro pasado sin duda escogeríamos un momento indicado para hacer cambios en nuestra vida. Si no los has hecho, ¡te invito a que la veas!

Cuando estamos en la etapa de la adolescencia, como su nombre lo indica (Adolece nuestra existencia) y eso implica tener que pasar por muchos momentos que son determinantes para nuestro futuro. Nuestro afán de pasar por esta etapa hace que poco pongamos atención sobre lo que estamos viviendo y como lo estamos haciendo, de ahí que cuando la pasamos y llegamos a la etapa de la madurez llegamos al punto de anhelar una oportunidad tan grande e imposible como la que tuvo este asesor de imagen, de poder regresar a su pasado y corregir un punto de su existencia que movería de una manera determinante su futuro.

Algo que desconocemos y que nos haría muchísimo más fácil pasar de etapa en etapa de nuestra vida con la tranquilidad y que todo ha quedado bien hecho, es que Dios conoce todo, pero recalco; sabe absolutamente todo. El pasado, el presente y el futuro de nosotros. Isaías 46:10 dice:” que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero

El conocer esto de parte de Dios no es para que podamos cambiar algo de nuestro pasado, es para que tengamos la oportunidad de no tener que arrepentirnos más delante de lo que hagamos en nuestro presente. Si Dios conoce todo acerca de nosotros, porque no aprovechar y acogernos a Él y simplemente como habito preguntarle todos los días si es necesario ¿cuál es el siguiente paso que debemos dar en nuestro diario vivir?

Proverbios 19:21 declara: “Muchos pensamientos hay en el corazón del hombre;
Mas el consejo de Jehová permanecerá.” 
Como humanos tenemos la incapacidad de tomar excelentes decisiones, como hijos de Dios tenemos la oportunidad de afianzarnos a su voluntad y poder aprovechar su deseo de bienestar en nosotros.

Hoy tenemos la oportunidad de evitar corregir lo incorregible, lo que ya hicimos hecho esta y si fue algo equivocado de seguro nos servirá para adquirir experiencia, pero si tenemos la oportunidad de hacer lo correcto y mirar atrás y ver que todo esta bien; nuestro futuro sin duda alguna será como Dios lo soñó para nosotros. 

No estamos solos, Dios dejo a su Espíritu Santo para ser nuestra ayuda. ¡Aprovechémoslo!

Filipenses 3:13 Nueva Versión Internacional (NVI)

“Hermanos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante”

 

Por: Jaime Triviño

 

Entradas relacionadas

Deja tu comentario